No había llorado desde aquel jueves.
Aquel jueves que te conocí.
Y no lloré porque te quise tanto.
Lloré porque sabía que te iba a perder.

No había llorado desde aquel jueves.
Hasta que, casi tres meses después,
Me dí cuenta que te estaba perdiendo.

Te besé una tarde de viernes
por vez primera
Y fue una tarde de viernes que
me di cuenta
que lo inevitable estaba por llegar
Te estabas yendo.

Y no lloré solamente por tu partida
Lloré por la impotencia
De saber que hiciera lo que hiciera
No ibas a quedarte a mi lado.

04.07.2014, Andrea Calderón (via andyrexia)
To Tumblr, Love Pixel Union